Cómo tener una buena relación con los proveedores

Amar es compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Tabla de contenido

Si eres dueño de una tiendita, sabrás que la relación que llevas con tus proveedores es clave para poder evitar problemas, además de que te permite llevar una mejor organización de la mercancía. La clave para que puedas lograrlo es que cuentes con herramientas tecnológicas que te permitan gestionar de forma más efectiva a todos tus proveedores mientras que tú te relacionas y comunicas con ellos.

¿Quieres saber más? Entonces toma nota y disfruta este artículo que tenemos preparado para ti.

Ventajas de tener una buena relación con los proveedores

Antes de saber qué hacer, es importante que conozcas cuáles son las ventajas que puedes obtener y comprender la importancia de una buena comunicación.

  • Obtener descuentos especiales
  • Contar con precios justos
  • Estar enterado de las novedades en productos
  • Entregas eficaces y rápidas

El principal beneficio de unas relaciones sólidas y fiables con los proveedores es que puedes añadir a tu negocio un valor añadido. El desarrollar relaciones con los proveedores se convierte en algo muy importante para mejorar la fiabilidad y el crecimiento del tu negocio. Esto se debe a que, conforme creces, comienzas a recibir más pedidos de venta para tu negocio, por lo que necesitas asegurarte de que obtienes tarifas más bajas, un servicio más rápido y un crecimiento mayor.

Las tiendas que pasan por alto la importancia de los proveedores han de comprender que el incumplimiento de una orden de compra puede provocar un aumento del estrés, la frustración de los clientes y la pérdida de beneficios.

Algo que se debe de entender, como dueño de una tiendita, es que establecer buenas relaciones con los proveedores es tan fundamental como desarrollar conexiones con tus clientes. Crear una relación positiva con tus proveedores es fácil, solo es necesario que tengas tiempo, atención y comunicación con ellos.

Sé sociable, comunícales tus necesidades y criterios, trátalos con equidad, sé riguroso, justo y págales a tiempo. Hay que mantener un contacto permanente con los proveedores para mantenerlos informados de los objetivos y los planes, para hacerles aportaciones, elogiarlos y hacerles saber si algo va mal en su relación. Si mantiene vínculos francos con ellos, le verán como un compañero, y no como un simple cliente.

Tener una buena relación con los proveedores ofrece múltiples beneficios, y tomarse el tiempo necesario para conocerlos facilitará el trabajo; asimismo, la negociación será más fácil y, llevar una buena comunicación hará que usted se convierta en su cliente preferido. Por lo tanto, te conviene desarrollar una relación de gran confianza y respeto con tu proveedor que perdure con el tiempo.

Como podrás notar, la clave está en la comunicación, y recuerda que el hecho de que le pagues dinero al proveedor no significa que siempre serás su cliente y que siempre te proveerá de productos o servicios. Es necesario comprender que ninguna tienda trabaja sola y si dejas de lado a un proveedor, te quedarás estancado enseguida. Los buenos proveedores contribuyen a mejorar la experiencia del cliente y la rentabilidad.

Ahora ya lo sabes, es momento de que empieces a comunicarte con tus proveedores y de ofrecerles un trato más amigable.

Suscríbete Gratis

Recibe los artículos antes que nadie.

Quizás te puede interesar

Consejos-para-incrementar-tus-venta
Venta de recargas

Consejos para incrementar tus ventas

Uno de los objetivos principales cuando iniciamos con un negocio es el generar ingresos, y esto puede volverse una tarea difícil con el paso del

Venta de recargas

Aprende a vender recargas telefónicas

Las recargas de tiempo aire han ido en aumento en los últimos años debido a que cada vez son más las personas en México que

¿Quieres vender recargas telefónicas en México?

Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros para conocer a profundidad los beneficios que te ofrecemos, todo sin importar que tengas un local pequeño o una cadena de negocios ya establecida.